Cloud Computing

El Cloud Computing debe ser de pago o gratuito

Lo primero que hay que saber al respecto del cloud es que un sistema en la nube o cloud no es simplemente un almacén de datos con mayor o menor  capacidad.

Se trata de un sistema informático de servidores ubicados en algún punto indeterminado o localizado según el contrato establecido con tu proveedor al que se accede de manera remota, a la información o a un determinado servicio.

Lo primero es tener claro los diferentes sistemas de Cloud Computing, para así poder evidenciar las diferencias entre los servicios cloud de pago y gratuitos “económicamente”:

Cloud Computing según funcionalidad:

SaaS (Software como servicio), es una aplicación para el usuario final, donde se contrata el uso de un determinado software que siempre va a estar disponible y se va a ejecutar directamente desde la nube evitando así los posibles problemas de tenerlo en local. Aquí encontramos los famosos y conocidos Dropbox, Google Drive, Sky de Microsoft, o CRM Online como Salesforce, y cualquier otra aplicación donde trabajar, gestionar información almacenar datos etc… Estas aplicaciones disponen de contratos con sus proveedores que podrán ser de pago o con las limitaciones oportunas gratuitas.

PaaS (Plataforma como servicio) se trata de una plataforma para el desarrollo y ejecución de aplicaciones que ya integra el software para desarrollar el producto o servicio de manera que localmente no se tiene que instalar ninguna herramienta adicional. Ejemplos como Google App Engine. Podemos encontrar plataformas diseñadas para el uso de un software de desarrollo libre de pago aunque eso depende de la política del fabricante del software y de muchos otros factores. Ideal para programadores.

IaaS (Infraestructura como servicio) donde básicamente se te ofrecen recursos de la máquina para que hagas lo que creas oportuno con ellos y no existen de forma gratuita ya que no pueden generar ingresos por publicidad u otros medios indirectos. Este tipo de Cloud suele ser de pago, ya que nadie regala los recursos de las máquinas para tu uso totalmente libre.

Cloud Computing según el tipo:

Nube pública: Es un sistema controlado y gestionado por un proveedor, que es el propietario de la infraestructura y es responsable de mantenerla y de gestionar el acceso de diferentes clientes. Los usuarios finales acceden de manera remota a su parte, pero los datos y servicios están repartidos en los servidores del proveedor.

Nube privada: Es una infraestructura cloud implantada para un único cliente, que determina los recursos y accesos que se dan a cada servicio o usuario. Son soluciones avanzadas que permiten mucha seguridad, alta disponibilidad y tolerancia a fallos.

Nube híbrida: Es una combinación de ambas (privada y pública) y permiten la flexibilidad y el escalado de forma controlada decidiendo que parte se sitúa en la parte pública y que parte en la privada.

¿Cuál es la diferencia entre los servicios de pago y los gratuitos?

Por su funcionalidad y tipo: observamos que los servicios Cloud más cerrados y menos flexibles para el cliente, (SaaS) donde solo podremos utilizar las opciones disponibles de manera standard por el proveedor y de tipo público o masivo serán las opciones Cloud “gratuitas”. Se tratan de sistemas escalables pero limitados de tal manera que los recursos disponibles son limitados, ya sea en número de usuarios o en capacidad de almacenamiento o velocidad, y están diseñados para que estos recursos se agoten con el tiempo y tengas que pasar a una versión de pago que normalmente no suele ser barata.

Por su forma de contratación: los contratos que generan los grandes proveedores de servicios en la nube están redactados únicamente por sus despachos de asesoramiento legal y en especial los contratos de los servicios gratuitos suelen contener clausulas donde se eximen de toda responsabilidad, no se hacen cargo de ningún daño que se ocasione a tus datos, aplicaciones o programas.

Hemos de saber que la opción del Cloud Computing tiene grandes ventajas para la empresa, tales como accesibilidad desde cualquier lugar del mundo y desde cualquier dispositivo, un gran ahorro de costes, ya que la infraestructura para desarrollar o para almacenar información suele ser muy cara, y la gran flexibilidad, escalabilidad, y elasticidad que ofrecen estos servicios son algo que como PYME no podemos ni siquiera soñar. Pero hemos de tratar la contratación de estos servicios como algo estratégico a nivel organizativo, debemos trazar líneas de actuación y diseñar los mapas de proceso y sistemática de los recursos informáticos y la información de la empresa, contando siempre con proveedores cercanos, con los que se puedan establecer contratos negociables donde se ofrezcan planes de contingencias, seguridad, diseño de soluciones a las nuevas necesidades que aparezcan dentro la organización y escalabilidad.

Los proveedores de servicios cloud no tienen necesariamente que ser los grandes monstruos que conocemos todos, ya que las necesidades de  cada empresa y el plan de escalabilidad de cada empresa puede ser diferente, y existen infinidad de proveedores locales que ofrecen soluciones específicas, privadas y solventes.

El proveedor de servicios informáticos en la nube deberá tratarse en los próximos tiempos como un proveedor más dentro de la cadena de suministros de la empresa, exigiéndole cercanía, compromiso, soluciones y precios ajustados.

  Ver hoja de producto 

   CONTACTA CON NOSOTROS Y ESTUDIAREMOS DE FORMA ESPECÍFICA TUS NECESIDADES

 

 

 

 

Posted in: